Bando de palomas
Cuando alguno de los palomeros, tanto se encuentre en una trepa como en las redes, aviste un bando de palomas, pega un grito al palomero jefe que se encuentra en la trepa para que toque la corneta y avise de esta manera al resto de compañeros y a los cazadores de que viene paloma. Al sonar una sola vez la corneta, los disparos cesan y los palomeros encargados de las redes se colocan en sus puestos; es la hora de los palomeros de las trepas.
Estos, lanzando paletas tratan de hacerlas bajar simulando que son aves rapaces.
Las palomas al ver esto, hacen un  fuerte descenso para protegerse. Entonces es cuando los palomeros agitan las chatarras y gritan al mismo tiempo para que las palomas tomen la dirección de las redes. Una vez que toman esta dirección es el turno de los palomeros que se encuentran ala espera.

palomero a punto de echar paletas

Estos, para tirar en el momento oportuno las redes  deben tener en cuenta entre muchas cosas, el tamaño del bando y que viento sopla. Cuando el palomero acciona la palanca, las redes caen a gran velocidad ayudados por unos pesos de plomo que tienen cada red en ambos lados.
Si a pesar de  todo las palomas no se han podido capturar, el palomero jefe toca dos veces la corneta dando vía libre para que los cazadores dispersados alrededor de las redes puedan disparar.
Viéndolo por encima y contado de esta manera, parece que la caza con redes es fácil, pero no es así. En esta modalidad de caza son muchos los días  en los que no se cumplen las mejores condiciones; a veces las palomas van muy altas,  en otros casos no hacen ni caso, o el viento sur  esta muy fuerte. Durante la temporada son muchos los días en que los intentos son en vano.
A parte de las razones comentadas, hay otras muchas que afectan a esta modalidad de caza. Por esto se debe destacar que en esta modalidad de caza la paciencia y la experiencia toman un papel importante.
 
Subir